domingo, 12 de agosto de 2018

Una micronación en un tiempo como este

No es un juego, ni una ocurrencia, ni mucho menos una broma. Como decía mi antiguo profesor de historia contemporánea, al Estado no se le puede llamar por teléfono porque no es una entidad física, ni es una persona. Es un conjunto de personas y sus esfuerzos, de los que emana un poder soberano que se encarna en un corpus legislativo, del que se desprende una serie de derechos y obligaciones cuyos ciudadanos se comprometen a respetar y cumplir. Esas leyes que los Estados crean, se aplican sobre todas las personas que viven en el territorio de ese Estado. Y al mismo tiempo, las personas que viven en un determinado territorio comparten ciertos rasgos identitarios, culturales y costumbres Pero, ¿tiene sentido seguir vinculando ese poder a un territorio en vez de directamente a las personas? ¿Por qué una persona por el simple hecho de haber nacido en un lugar concreto, debe estar sometido a la cultura y leyes del Estado que lo controla? ¿Es justo, o democrático, que un inmigrante deba renunciar a parte de sus creencias o de sus tradiciones por el hecho de vivir en un lugar que no se acepta su identidad? ¿Es libertad, o democracia, someter a unas condiciones socio-económicas lamentables a un grupo de personas por el simple hecho de vivir en un determinado lugar? ¿El Estado nos chantajea para que nos comportemos de una determinada manera a cambio de dejarnos vivir en su territorio?

Quizá nunca te has hecho estas preguntas o sí. Léelas bien, despacio, porque tampoco son una broma. Estamos hablando de algo muy serio, de como el poder establecido  pone por encima sus intereses a los de la gente, tratándonos como ganado en una granja o peones en su tablero de ajedrez. La soberanía pasa entonces a manos de una oligarquía que nos usa como mejor le conviene y los conceptos de libertad y democracia, por los que millones de personas en el mundo han luchado, de diluyen.  ¿Por qué el Estado tiene que decidir sobre como tengo que vestir, que tengo que estudiar o en que puedo trabajar? Lo hace directamente creando leyes o creando las condiciones para premiar a ciertas personas, mientras castiga a otras. No nos engañemos, las cosas son así porque así quieren que sean. El Estado se justifica constantemente: "no hay dinero", "todavía no se puede", "es por tu seguridad", "es por tu bien" ...etc. Pero no es por nuestro bien, es por su bien.

La situación del mundo actual es, como de costumbre, convulsa. Además estamos asistiendo a un cambio de era, marcada por la crisis del capitalismo, al ascenso de economías emergentes, al fin del intervencionismo global de los EEUU y al florecimiento de un nuevo sistema productivo. La globalización ha servido en buena medida para exportar los problemas de las superpotencias al resto del mundo, pero de la misma manera nos ha liberado de las cadenas de nuestro Estado. Hoy en día cualquier ciudadano o ciudadana puede moverse libremente por cualquier país, puede hablar cualquier idioma y usar Internet para conocer cualquier cosa que desee de forma instantánea. Hoy más que nunca nos sentimos ciudadanos y ciudadanas del mundo pero los Estados continúan empeñados en legislar acorde a sus intereses sin importar los conflictos que causen. Hay macroestados que legislan restringiendo derechos y libertades (contra el aborto, la expresión, una determinada forma de vestir...etc), señalando con el dedo enemigos, mintiendo y manipulando a la gente con la sola finalidad de mantener su poder. Eso si parece más cosa de un juego; juegan con nosotros como si fuéramos fichas del risk. Desde luego, el ejercicio de pensamiento político que aquí estamos haciendo, no lo es.

En un momento como este, es en el que la tecnología, la economía, la política y la sociedad han sentado ya las bases para que un movimiento como este pueda surgir.
La tecnología ha acelerado el proceso de globalización y nos mantiene constantemente conectados, haciéndonos sentir a todas y todos, parte de una misma nación con los mismos derechos y libertades. Que siempre han sido universales, pero que nuestros Estados han utilizado para enfrentarnos.
La economía ha visto nacer a una nueva moneda tan revolucionaria que está cambiado los sistemas productivos y que va a imponerse como una revolución económica. El surgimiento del Bitcoin, ha sido en buena medida difuminado por los poderes establecidos como un intento de ocultar lo inevitable, el fin del dinero como lo conocemos y de los bancos.
La política ha empezado a caminar en la buena dirección gracias a partidos que han entendido que la soberanía nacional es de la gente y no de ninguna oligarquía que trate de chantajear a las personas que viven en su territorio.
Y la gente que lleva mucho tiempo siendo victima de la manipulación estatal, con el fin de crear enemigos y enfrentamientos que justifique la necesidad de ser gobernados, incluso por inútiles y sinvergüenzas, que solo buscan el beneficio propio.

Un grupo de personas hemos sentido el momento y nos hemos puesto manos a la obra. No vamos a permitir más ser gobernados por una oligarquía que nos maltrata y nos roba el dinero para crear tramas de corrupción y llevarse el dinero a paraísos fiscales. ¿Esta legitimado un Estado que elude impuestos a pedírselos a sus ciudadanos? No vamos a permitir que por el simple hecho de vivir en una macronación determinada tengamos que soportar la vulneración de  nuestros derechos y libertades. Nosotros hacemos uso de nuestra soberanía para unirnos en un Estado que sí garantice nuestros derechos y libertades, permitiéndonos desarrollarnos como personas libres. Una nación de la que podamos sentirnos orgullosos, que no nos imponga nada ni nos diga como tenemos que ser. Un proyecto cooperativo que nos garantiza la libertad y el respeto como personas, usando la democracia como forma de gobierno y la libertad de entrar o salir cuando se desee.

República Senatorial de Hispania, se constituye como una superestructura, una cibernación  situada por encima del Estado en el que vivimos. No tenemos ninguna intención de entrar en conflicto de ninguna manera con el Estado en el que vivimos, pero nos organizamos usando nuestra soberanía, creando una Comunidad de gente que se va a gobernar a sí misma. Vamos a poner todo nuestro esfuerzo, no en trabajar para las oligarquías que nos exprimen, si no para trabajar por nosotros. Vamos a poner nuestra actividad económica bien lejos de sus garras y a nuestra disposición, para que nuestro trabajo no se malgaste en corrupción y en llenar los bolsillos a la oligarquía que juega con nosotros y nos usa como esclavos.

Somos conscientes de las limitaciones de este proyecto pero también de sus posibilidades. Ya es completamente posible vivir en una cibernación construida entre todos/as y para todos/as. Sabemos que estamos preparados y preparadas para asumir una serie de leyes y de responsabilidades como ciudadanos y ciudadanas, sin que nadie nos tenga que obligar a ello. Somos capaces de organizarnos como una Cooperativa con valores propios, libre, igualitaria, solidaria, empática y progresista.

domingo, 15 de julio de 2018

El comienzo

Con la muerte de Timeria hace un mes se abrió un profundo debate sobre el concepto de micronación, cuál es su sentido, sus límites y como debería desarrollarse la actividad. Su caída supone una shock en micronacionalismo que ve como el buque insignia de la flota ha sido hundido por los propios conflictos internos y algunos externos. Las consecuencias fueron tan graves, que ni siquiera los propios Padres de la Patria han podido mantenerla viva.

En esta tesitura nos encontramos, un panorama desolador para los micronacionalistas que tristemente prosigue como si nada hubiera pasado, lamiéndose todavía las heridas de Timeria. Pero para poder continuar adelante, habrá que revisar, repensar, analizar y tomar medidas para que no volvamos a cometer los mismos errores, porque  nos estamos jugando la credibilidad, el esfuerzo y el tiempo que dedica la gente en participar en una alternativa a sus países, bien desde la perspectiva del ocio, o bien desde una perspectiva de construcción de una verdadera nación.

Las personas de Bratia, que nos decantamos por la segunda versión, tenemos como referente claro el artículo de Paul Émile de Puydt (Panarquia), que se hace más cierto que nunca en nuestros tiempos. Un texto que debería ser base para todo el micronacionalismo serio, pues sienta las bases para la justificación y construcción de una nación cultural, sin enfrentamiento alguno con ningún Estado, de una forma sencillamente magistral. La otra opción es permanecer encasillados en el error constante que impide que el micronacionalismo sea tomado en serio, o pueda funcionar en lo más mínimo.

De la misma forma que nosotros participamos en Timeria, de forma leal, sin vulnerar su esencia, respetando las leyes, participando en todas las actividades y dejándonos la piel para dar lo mejor de nosotros mismos en un proyecto que no era nuestro, pero al que decidimos unirnos de forma humilde pero responsable; esperamos que la Comunidad Timeria se implique de igual manera con Hispania, como mejor forma de continuar con la actividad y la construcción nacional. Sin embargo, a pesar de que algunos timerios ya forman parte de Hispania, otros han comenzado un peregrinaje desde la disolución, pasando por Orfalia, por crear una micronación celtíbera y ahora Tritrea.

Hispania no desaparecerá porque tiene una base fuerte consolidada que las personas que deseen participar en ella deben compartir o estarán en el lugar inadecuado. Las naciones panarquistas no son como las naciones-estado, que bajo una falsa democracia, pretender vender la idea de que cualquier idea se puede defender y proponer. Evidentemente esto es una tergiversación del concepto democracia para adaptarlo al modelo unificador de los estados-nacionales capitalistas, porque la democracia en su origen en el mundo griego, siempre estuvo unida a la Comunidad y su Cultura. Es por ello por lo que era innecesario la creación de partidos políticos, no porque los griegos fueran más retrasado que nosotros, sino más bien por todo lo contrario, el conjunto de la Comunidad de una ciudad trataba de hacer siempre lo mejor para ella, sin intereses partidistas, implicando a toda la sociedad. Claro que habían intereses diferentes, pero eso no significaba que por encima de todo, lo más importante era la Comunidad, su Cultura y su Ciudad. Las naciones-estado en su obsesión por fagocitar los pequeños estados medievales, vendió la posibilidad de que todas las ideas podían ser defendidas, mientras que por otro lado se dedicaba a aplicar a la diversidad de sus habitantes su propia idea de nación, normalmente ensalzando la facción más poderosa y eliminando la otras. 

No se puede conquistar una nación y decirle que después puede defender su independencia mediante un partido político, porque es mentira y genera tensiones. No se puede asimilar diferentes comunidades y pretender que abandonen sus costumbres, tradiciones, idiomas, religiones...etc para pasar a formar parte de la que tu les impones porque no tienen otra opción. Crea tensiones y la culpa, evidentemente es de los estados-nación, que venden la posibilidad de fundar cualquier tipo de partido político pero en realidad todo tiene que ser una gran mentira para que las minorías, desalentadas por constantes fracasos electorales más o menos amañados, entiendan que finalmente solo les queda la aculturación y su integración forzada. Es por ello, por lo que una micronación nunca debe ser como un estado-nación, porque se contradice al decir que "cualquier persona es libre de unirse a la micronación", pero en realidad nunca van a ofrecer nada que un país sí ofrezca. Un estado-nación puede hacer esto, porque de hecho "obliga" a la gente por nacimiento a formar parte de su cultura, aunque no la comparta, porque esa cultura no es de TODA la Cumunidad, sino de una parte, que durante su historia ha ido convirtiéndose en la principal. ¿Qué puede ofrecer entonces una micronación?

Paul Émile de Puydt entendió esto a la perfección y a través de Panarquía, estableció el método para retomar el derecho de elegir libremente nuestra nación. Pero la idea de nación que presenta no se parece en nada a la actual, se parece más bien a lo que hoy llamamos asociación. ¿No podríamos entender una nación con una Cultura Unida como una Asociación de personas que comparten esa Cultura?. Pues eso precisamente es lo que proponer de Puydt. Por lo tanto, ya tenemos la respuesta, si una micronación quiere hablar de libre adhesión, debe ofrecer una Cultura Propia y funcionar como una Asociación. No tendrá sentido que formen parte de esta Micronación personas de diferentes ideas o culturas. Y diréis: ¿Esto es tu idea de libertad y democracia? y yo responderé que sí, que cuando tu ofreces algo y la gente puede formar parte de ese algo y respetando sus normas, trabajar para mejorarlo eso es libertad y democracia. Un estado nación no ofrece libertad porque no puedes elegir si quieres ser español, francés o ruso y tampoco puede tener nunca democracia, porque le interesa la estabilidad y a pesar de tener en su seno diferentes facciones o partidos políticos, no puede permitir que causen inestabilidad por lo que ese estado hará todo lo posible para evitar que SU idea de nación prevalezca, aunque tenga que reprimir manifestaciones, encarcelar a la disidencia política, reprimir religiones, imponer idiomas, censurar medios de comunicación, utilizar a la policía en las cloacas, manipular elecciones...o lo que sea. ¿Esa es la libertad y la democracia que nos han vendido y que reproducimos en el micronacionalismo?. Así no vamos ningún lado.

Por eso Hispania tiene una cultura fundamental como la tenía Timeria, pero nuestra Comunidad no puede cerrarse como una sociedad secreta, debe permanecer abierta a todas las personas que quieran compartir nuestra cultura, nuestras actividades, como una asociación, mientras respeten las leyes de la Comunidad. El libre acceso va acompañado de un proceso de integración a la Comunidad que se hace de forma libre y no como una forma de incluir en nuestra nación a personas que quieran subvertir nuestra organización, tradiciones o normas. De la misma forma, la actividad política y de gestión debe limitarse las personas más implicadas, de demostrado apego y gran permanencia, pues al igual que los antiguos Senados o la Gerusía, los ancianos son los mejor cualificados para tener la última palabra y así debe ser en todas las micronaciones. Participar, mejorar y apoyar sí; cambiar, trastocar, subvertir no.

Si este es el camino, en Hispania ya hemos empezado a caminar. Sin prisa, porque el tiempo no es importante, lo importante es la Comunidad, la gente, la actividad y la cultura. Se deben poner todos los medios informáticos posibles para garantizar el contacto, la participación, el sentimiento de Comunidad. Pero también debemos llevar la actividad a la esfera física, salir de lo virtual, con tranquilidad y normalidad, para que no se convierta en algo oscuro y cerrado. 

Estas primeras semanas, en Hispania hemos estado experimentando con los límites de wordpress, con un hosting y un dominio, pero finalmente hemos decidido que sus posibilidades no le llegan a la suela de los zapados de Wix y por tanto, aunque nos habían recomendado wordpress, seguiremos con la web oficial en Wix, incluyendo una Comunidad de Miembros, simplificando la información y promoviendo la participación. También hemos incluido nuevos artículos en el Mercado de Terra Cyclos y estamos iniciando una sección para la Academia Paideia. Por último, retomamos el proyecto de construcción de un lugar público, como capital de la nación, que fue abandonado en Timeria porque las leyes no lo permitían. Sin embargo en Hispania estamos dispuestos a seguir con este proyecto trabajando con los diferentes ayuntamientos de españa para poder llevarlo a cabo.

sábado, 9 de junio de 2018

Será Hispania

Tal y como estaba previsto, hoy se ha celebrado el Referéndum en Bratia sobre la posibilidad de iniciar un nuevo proyecto de Nación Cultural. Han participado la totalidad de ciudadan@s de la Provincia y su resultado ha sido esclarecedor, Bratia apuesta por iniciar una nueva Nación que retome el legado de Timeria.

El debate previo ha dejado claro que el sentir general era el de poder continuar con las actividades que se estaban realizando. Se han tratado muchos temas sobre que había provocado el fin de Timeria y como iniciar una nueva Nación sin reproducir los problemas anteriores. Finalmente se ha tomado la decisión de que la nueva nación sea HISPANIA y tome el testigo de Timeria en cuanto a valores y tradiciones.

Las labores de construcción de la web oficial ya han comenzado, también la migración de Timeria Matutinus y este periódico. También se ha habilitado un formulario de inscripción de urgencia para personas que deseen formar parte de HISPANIA. (Registro aquí

No obstante, uno de los cambios más importantes será evitar que personas con intenciones contrarias a las de la Comunidad puedan producir problemas. Por ello, tod@ ciudadan@ dispondrá de una Tarjeta de Identificación Ciudadana (TIC), una contraseña personal y deberá realizar tres juramentos ante los Dioses para ingresar en Hispania.

Otro de los cambios importantes será la creación del Concilium Plebes, en el Foro, donde la ciudadanía podrá proponer ideas o propuestas constructivas para que el Senado las debata y las apruebe o rechace. El Senado estará compuesto por 6 miembros, en honor al Senado Timerio, pero su acceso estará reservado para las personas más honorables, activas, trabajadoras y con ideas más constructivas. Finalmente, se establecerá un Cónsul como representante de la Nación que será a su vez parte del Senado.

El calendario de festividades se mantendrá sin cambios, promoviéndose la participación en eventos y actividades, así como la difusión de los valores y tradiciones grecolatinos de la Nación.

Invitamos a cualquier ciudadan@ timeri@ que comparta estos valores, a unirse a Hispania a través del formulario de registro o contactando con: hispaniagob@hotmail.com

HABEATIS BONA DEUM

Referéndum

Ante los recientes acontecimientos, el Gobierno de la Provincia de Bratia se ha reunido de urgencia esta mañana para valorar las últimas decisiones del Gobierno de la República y las noticias surgidas en las últimas horas.

El Procónsul Gaius Sergius ha manifestado su opinión diciendo que durante varias semanas desde la última recuperación de Timeria ha sido imposible retomar la normalidad institucional y democrático de la nación. El último ataque hirió de muerte a Timeria, ha dicho, y era algo que veníamos sospechando. Aunque los intentos del Cónsul Wers han sido buenos, no han sido acompañados por el conjunto de la ciudadanía que ha abandonado la nación dejándola en manos de gentes que desean utilizarla para fines diferentes a los fundacionales.

Bratia consciente de la situación había planteado una revolución política democrática creando el Partido Republicano para recuperar la Nación para tod@s. Sin embargo, fue imposible el acercamiento entre partidos afines, mientras que la oposición se organizó alrededor de la Unión Cívica Nacional, con el único fin de proseguir con la tendencia usurpadora de Orestes Seleucos.

El Cónsul Wers se había manifestado a favor de una recuperación política pero esta mañana, ante el avance de la UCN, se ha reunido con Hermenegildo de Legouvé para diseñar una disolución ordenada de Timeria, antes de que caiga en manos de personas que la utilizarían para sus fines comerciales.

El mismo Gaius Sergius ha compartido el mismo análisis y decisión de Wers, primero intentando recuperar Timeria en unas elecciones y luego apostando por la desintegración de la nación. En los últimos días había compartido la frustración del Cónsul y su inquietud ante los sucesos que se presentaban. No obstante no correspondía al Procónsul tomar esa última decisión y había optado por apoya hasta las últimas consecuencias a Wiew Wers.

La noticia de la disolución de Timeria no ha sorprendido a los hastiados ciudadanos de Bratia, pero sí les ha llenado de pesar. En la última semana algunas voces se han pronunciado a favor de iniciar un nuevo Proyecto de Nación Cultural que retomara los valores de Timeria y no reproduciera los errores que ciertas personas sin honor han aprovechado para destruirla.

El Procónsul Gaius Sergius planteará esta noche un Referéndum para decidir si se inicia un proceso Nacional nuevo o no. Si resulta afirmativo el Referéndum se debatirá el nombre, el contenido y la organización al terminar el Convivium que está previsto en la Sede del Proconsulado de Bratia esta noche.

domingo, 3 de junio de 2018

Tiempo oscuros

Si algo caracteriza a este medio de comunicación es la constancia y la libertad de expresar libremente nuestras opiniones y las de muchos timerios que tienen sentimientos similares a los nuestros. Por eso, no me preocupa hablar de verdades, por muy dolorosas que sean, pues son un primer paso para reconocer los problemas antes de llegar a los problemas.

Hace apenas unas horas que el Periódico de Timeria ha dado cobertura a un discurso del nuevo líder del Partido Nacional, algo que no sería malo por sí mismo, si además de las opiniones cercanas a su opinión, diera cobertura a muchas otras noticias que suceden en nuestra nación diariamente. Precisamente por este motivo nació Federación, porque en este último año, o bien no ha existido ningún periódico que informara de lo que sucedía en Timeria o bien su aportación ha sido intermitente, pausada, cambiada o borrada. Federación ha permanecido fiel a su compromiso y nunca ha dejado de informar, desde su humilde punto de vista, publicando todo lo que le ha sido enviado. Sin embargo y desgraciadamente, el Periódico de Timeria ha estado obviando una serie de sucesos que han ocurrido tras la última caída. Me refiero a la creación del Partido Republicano, que ha sido totalmente ninguneado. Ese medio, tampoco atendió a una nota de presa que le fue enviada para difundir nuestro programa, tal y como acaba de hacer con el Partido Nacional. 

Dejando de lado nuestras discrepancias con la dirección del Periódico de Timeria, quiero manifestar mi más profundo rechazo al discurso incendiario y discriminador del señor Adiz. Lamento tener que escuchar sus palabras de rabia y confrontación, que son precisamente lo que está acabando con Timeria. 

Lo diré muy claro. No se puede construir nada confrontando a la gente y causando más división en una Comunidad muy dañada por los últimos acontecimientos. Lo diré aún más claro. Si el único modelo que vale es el de las 10 personas que viven en Hermenépolis, entonces Timeria NO es de tod@s. Si su solución es, básicamente, expulsar de Timeria a todas las personas que no vivan en Hermenépolis, hacer una "limpieza de sangre" y desintegrar las Provincias, entonces Timeria NO es ni democrática, ni participativa ni NADA. Si lo que se pretende es limitar a la gente, censurar sus ideas, eliminar lo que se ha trabajado, eliminar a la disidencia política y apropiarse de Timeria, entonces es una BURLA a todas las personas que entramos aquí para trabajar de forma seria, cooperativa y proactiva. ¿Como no va a existir desafección? ¿Como no vamos a entender a la gente que se marcha?. Si esto es lo que se pretende, por favor, NO acepten nuevas personas y no les vendan una falsa idea de que pueden sentirse parte de algo.

Pero el discurso de Adiz, no solo está lleno de confrontación y rabia, también lo está lleno de contradicciones. Si bien comparto que durante un año hemos sufrido enormemente, no coincido en absoluto en quien señala como culpables. El honorable señor Wers me consta que se ha dejado la vida por Timeria y es un Padre de la Patria, por lo que no le puedo consentir al señor Adiz su trato despectivo y sus insultos tachándole de cobarde o de alejarse de las ideas fundacionales, nada más alejado de la realidad. ¿La nueva política será insultar a personas relevante que han estado al pie del cañon, con sus más y sus menos, lidiando contra los problemas cuando nadie hacía nada?. Bien, prosigue el señor Adiz utilizando al I.G.Vahal como marioneta para hablar a través de él y erigirse como su sucesor. Permítanme que le recomiende no recurrir a estas cosas, yo no lo conocí, pero fue la primera persona con la que hablé en Timeria, dejemos de utilizarlo para discursos sensacionalistas. 

Prosigue volviendo a insultar al presidente Wers diciendo que colocó a gente inexperta, como si la democracia no fuera relevante, aquí "colocamos" a la gente. Tampoco sé a que gente se refiere, o si se refiere a la caída de Timeria con el gobierno de Sebastos, miembro de su partido. El cual, acaba de suprimir la provincia de Instrania, algo completamente arbitrario e ilegal, ya que ni el Consejo de Administración de la Provincia, ni el Procónsul tienen dichas atribuciones, que están reservadas al Senado. No hace falta decir que el Senado no ha eliminado dicha Provincia.

Continua reiterando insultos al Presidente Wers, como cobarde y falto de patriotismo, del que supongo que el señor Adiz estará lleno. Él y solo los que él considere, porque el resto no somos patriotas. Además añade la mentira, ya explicada, de querer convertir Timeria en una Asociación. Como ya dijimos en su momento, yo, Gaius Sergius Primus, planteé una propuesta para "disponer" de una asociación cultural con el fin de tener un CIF que nos facilitara realizar actividades presenciales. Me hace gracia este argumento de que no podemos vendernos a españa pidiendo un CIF como cualquier grupo de personas normal, pero sí podemos traicionar a nuestra patria diariamente trabajando en españa, teniendo un dni español, utilizando su agua, luz, moneda...etc. Por lo tanto, la realidad es que por mucho que se diga, Timeria depende totalmente de españa y el único trámite que nos puede ayudar a tener cierta autonomía que es "disponer" NO SER.una asociación, no queremos. Animo al señor Adiz y seguidores a subir una foto al Foro rompiendo los dnis opresores españoles como muestra de patriotismo timerio. Con ese acto, Timeria estará a salvo de españa, de ataques informáticos y de Wiew Voldemort.

Pero lo mejor está por llegar. Dirigiéndose al pueblo timerio dice entender que la gente está cansada de la confrontación, pero él mismo ha hecho uso de la misma insultando al Presidente. Dice querer respetar las tradiciones y religión pero su partido siempre a defendido lo contrario, eliminando el Collegium Pontificium que realiza un magnifico trabajo y promoviendo el cristianismo hasta el punto de que su partido se fragmentara. Lo mismo pasó con el intento de imponer la monarquía. ¿Cuanto tardaremos en ver suprimida nuestras tradiciones y nuestra República?. En mi opinión, nada.

Las propuestas tampoco sorprenden, eliminar las provincias, pero de forma cordial. Fomentar el trueque y vender productos por internet como Sealand. Volver al maravilloso mundo micronacional de simulacionismo donde ya nadie puede garantizar que es verdad o mentira. Prohibir partidos políticos extremos, supongo que serán ellos los que digan cuales les parecen extremos y cuales no. Contradiciéndose cuando propone el evergetismo, cuando líneas antes ha criticado el tener mecenas, supongo que querrán "sus" mecenas. Proponiendo el Dni Timerio cuando es una propuesta totalmente nacida en el seno del Partido Socialista. Y debilitar al gobierno de la República para dejarlo en manos de la iniciativa privada, toda. Dicen que no cambiarán la Constitución, pero difícilmente podrán llevar a cabo sus propuestas si no lo hacen, porque su programa choca de frente con la Constitución, así que o no llevarán a cabo sus planteamientos o tendrán que volver a cambiar la Constitución, otra vez.  

Olvida, casualmente, que el antiguo líder de su partido lideró junto con otras personas, la última caída de Timeria, por la que fueron juzgados y expulsados de Timeria. Un gran acto patriótico sin duda. En este último años, muchos han sido los intentos del PN de lograr el poder, desde retrotraernos a la monarquía, eliminar nuestras tradiciones promocionando el cristianismo, borrando Timeria bajo el mandato de Sebastos y haciéndolo de nuevo hace un mes. Da la casualidad que en este último año, Timeria ha sufrido DECENAS de ataques. Finalmente hemos podido esclarecer, gracias al trabajo de las Provincias, que la motivación era SOCAVAR TIMERIA, crear una suerte de Sealand, inglés, privado y restringido a unos pocos, una empresa. Este es el modelo del PN.

Como ya dije anteriormente, si esto es lo que significa Timeria, la nación es una BURLA de sí misma que se ríe de la gente que trabaja de forma seria. Yo personalmente estoy muy cansado y decepcionado. y creo que esta sensación la comparto con mucha gente. Que timeria sea una mezcla entre un juego de rol simulacionista y una empresa es quizás la traición más grande que se le puede hacer. Evidentemente nada tengo que decir a las personas que apoyan esta idea, la respeto, pero no la comparto. No me encontraréis atacando e insultando a nadie, sí criticando algo que no me parezca bien o proponiendo ideas como he hecho siempre. También sé que mucha gente desea que me marche, y desde luego no seré yo quien forme parte de una Timeria como esta.

Gaius Sergius Primus

lunes, 28 de mayo de 2018

Queremos converger

Queremos una reforma democrática en nuestro país. Queremos dejar atrás los tiempos de enfrentamientos y tácticas electorales, para comenzar a trabajar juntos por Timeria. Queremos una nación en la que quepamos tod@s, que conserve nuestras tradiciones y blinde nuestros valores fundacionales. Queremos converger, construir Timeria entre tod@s.

La más importante de las iniciativas, será proponer una Asamblea Ciudadana en el Foro, donde cualquier persona podrá participar, proponer ideas o debatir. En esa sección, concentraremos los temas políticos que nos atañen, sin pensar si somos de un partido político u otro. Tod@s l@s ciudadan@s por igual, podrán expresarse y proponer sus ideas. Mediante una publicación de una encuesta en su propuesta, el resto de la ciudadanía mostrará su apoyo, rechazo o plantearán enmiendas. Sin poner un límite, los seis senadores, tendrán en cuenta los temas y los apoyos recibidos a cada propuesta, para llevarla al Senado, aprobarla y llevarla a cabo. Los senadores deben ser las seis personas más activas de Timeria y obviamente también podrán proponer sus propuestas personales en el Senado o en la Asamblea. Queremos un Senado fuerte y una Asamblea participativa, tal y como sucedía en la antigüedad en Grecia o Roma. Finalmente, el Cónsul debe ser el representante de la nación, de la Asamblea y del Senado, pero no ser la persona que cargue con todo el trabajo de Timeria.

Queremos un sistema dinámico, en el que la ciudadanía siempre esté activa en la Asamblea y el Foro, votando referendums, concursos, opciones y siendo participe de todo lo que se le pueda hacer participe, así conseguiremos una ciudadanía implicada y participativa, que sienta a Timeria como suya. Tanto los seis senadores como el Cónsul, serán elegidos democráticamente (una persona un voto) por el pueblo de entre las personas que se presenten para el cargo de senador o de Cónsul (solo una candidatura por persona, o te presentas para senador o para Cónsul).  Lo mismo sucedería para las Provincias, la gente debe votar a su Procónsul y a dos legados (ayudantes). Se crea pues, un cursus honorum para el acceso a las magistraturas públicas: 

Cargo-----------nª-------------------Función-----------------------------------------Antigüedad ciudadanía
Legado            2              Ayudantes Procónsul                                             1 año
Cuestor Prov.  1               Contabilidad en la provincia                                 1 año
Censor             1              Censo de población, captar nuevos ciudadanos    1 año
Procónsul        1              Gobierno de la Provincia                                       2 años
Ediles              -               Ayudantes Cónsul, administración                        2 años
Arcotes            -              Ministros de distintos ámbitos                               2 años
Pretor              2              Ayudante del Prefecto                                            2 años
Prefecto          1              Encargado de la Seguridad nacional                      3 años
Jueces             -              Impartir justicia                                                      3 años
Cuestor           1             Contabilidad nacional, cyclos.                                3 años
Senador          6              Acción legislativa nacional                                    3 años
Cónsul            1              Ejecutivo nacional                                                 4 años

Esto significa que vamos a reforzar y proteger nuestra nación haciendo que los cargos más importantes sean asumidos por las personas más veteranas, como es razonable. También que una persona deba aprender primero otros cargos menores para aprender y para que la ciudadanía valore su trabajo antes de elegirlo para otro cargo de mayor responsabilidad. Será importante también que se formen y por tanto queremos que existan cursos en la Academia para el acceso a estas magistraturas que formen a las personas para poder capacitarlas en sus funciones. Por último, estas magistraturas queremos que no sean retribuidas, pero a su vez que puedan compaginar sus funciones públicas con actividades económicas. Separamos así la responsabilidad pública del beneficio privado. 

Pero aunque necesitamos una Timeria activa, en constantes ideas, propuestas y votaciones, necesitamos estabilidad y seriedad. Se debe garantizar que la web oficial y el Foro no vayan a sufrir caídas, borrados o ataques. La persona responsable del contrato del servidor debe firmar un juramento que garantice que el trabajo que hacemos tod@s no desaparezca un día cualquiera, porque tod@s entenderemos que sí es así, poca gente querrá implicarse en nuestra nación. Las reformas y los cambios deben ir en una misma línea y no dar bandazos, suprimiendo leyes o magistraturas, luego poniéndolas de nuevo. Si se toma una decisión, debe tomarse con sensatez y vistas a largo plazo, con la seriedad y estabilidad como bandera. Esa será la responsabilidad del Senado. Que tengamos una Timeria participativa, no debe significar constantes cambios, en lo que supone la legislación y el desarrollo organizativo, debe haber estabilidad. El esfuerzo participativo debemos ponerlo en las actividades físicas, culturales, debates, conferencias, reuniones, proyectos en común de desarrollo, formas de encontrar nuevos ciudadanos, nuevos cursos de educación...etc.

Queremos una Timeria cultural y participativa. Queremos que la Academia se desarrolle en todo su esplendor y se pongan en marcha diferentes cursos online. Cursos para los cargos de la nación, cursos sobre helenismo y prácticas religiosas, cursos de latín, cursos de artesanía y cursos de materias especialistas creadas por profesionales que podamos aprender para crear nuestra propia titulación en Timeria, reconocida por un certificado. Cursos concretos, interesantes y específicos que incluso personas de fuera puedan realizar, porque nuestra Academia sea un referente. Cursos de 30 h que nos enseñen todo lo necesario para ser especialistas en el tema y que podamos cursar tranquilamente en nuestros ratos libres, online. Tambíen queremos que la actividad cultural se desarrolle en su ámbito físico, sin perder las actividades online, como los concursos de poesía, de fotografía, la Liga Virtual. Queremos reforzarlos y que se emitan trofeos y certificados, así como premios económicos en dinares. Pero también llevar Timeria a la calle. Hacer talleres, recreación histórica, charlas, conferencias, reuniones...etc. Y para ello tenemos que acostumbrarnos a sentir a Timeria como una asociación y no como un ente virtual, oscuro y anónimo. Debemos trabajar juntos, crear una verdadera Comunidad, conocernos y confiar en nosotros. Es una tarea pendiente que tenemos, que no ayuda para seguir avanzando, por no decir que es uno de lo principales lastres. Debemos dejar de ser una sociedad secreta para ser una comunidad abierta y diáfana. Solo así podremos avanzar.

Queremos también vivir de Timeria. Queremos desarrollar un sistema económico que nos permita trabajar y vivir de lo que hacemos en nuestra nación, sin tener que someternos a la humillación constante que nos imponen otros países. Por ello, debemos reforzar nuestra economía, mejorar el Sistema Cyclos a una nueva versión más completa, establecer pactos comerciales con otras micronaciones amigas y promover nuevos artículos o empresas. Pero sobre todo, debemos potenciar nuestro comercio interno, apoyando a los comerciantes timerios al adquirir sus productos. Debemos esforzarnos tod@s para que la economía avance y crezca, podemos recomendar a nuestros amigos a ser parte de Cyclos para que vendan sus productos también. La Reserva Nacional Timeria va a garantizar que nuestros dinares tengan un valor útil, pero hemos de ser conscientes de que debemos intentar incluir en el sistema Cyclos todo lo que podamos, para no tener que depender en exceso del mercado exterior. 

Queremos construir una nación fuerte, unida, con una cultura y tradición grecolatina que nos permita vivir al 100% dentro de ella. Queremos que en poco tiempo podamos hacer proyectos de crowfunding para construir templos, parques y lugares privados para la Comunidad Timeria, para realizar nuestras fiestas, nuestras celebraciones, rituales y actividades, para rendir culto a los Dioses y recuperar las tradiciones. Es tiempo de Converger, de Unirnos, de crear una transformación democrática en nuestro país. Queremos vivir en una Timeria tranquila, que sea nuestra vida. No es un sueño, es posible y aportando nuestro granito de arena entre tod@s lo conseguiremos.

HABEATIS BONA DEUM
TIMERIA AETERNA

martes, 22 de mayo de 2018

Felix dies natalis, Timeria

Hoy es un día muy especial para la Comunidad Timeria. Tal día como hoy, hace 16 años, se fundaba Timeria. Conmemorar este Aniversario es Celebrar el éxito de nuestro proyecto.

Los orígenes de Timeria están en una web de difusión de la cultura grecolatina. Poco tiempo después e influenciados por el Proyecto de la República de Minerva (Michael Oliver, 1970), seis jóvenes estudiantes de Mazarrón (Murcia), tomaron la decisión de crear Timeria.

Una gran cantidad de amigos, familiares y profesores se unieron a Timeria con la intención de recuperar las tradiciones grecolatinas, sus fiestas, el culto a los Dioses Antiguos, la filosofía y los valores clásicos, como el honor. Fueron por tanto pioneros en la tendencia actual que ahora denominamos "neopaganismo", pues a la vez que difundían la cultura clásica, asumían sus tradiciones y cultos.

Timeria, etimológicamente -timé (honor) y -ria (lugar), se constituiría como una nación digital compuesta por los miembros que la formaban, llegando incluso a comenzar la construcción de edificaciones públicas en un terreno de Mazarrón, que pasaría a denominarse Hermenépolis, en honor a uno de los seis fundadores y gran benefactor de Timeria, Hermenegildo.

La gran cantidad de personas que se unieron al proyecto (tomando su nombre grecolatino), sus lazos familiares y sus fuertes creencias paganas que compartían, fraguaron en un gran sentimiento de Comunidad y de pertenencia a una misma Nación, Timeria. Estas bebían de la tendencia política cantonalista de Murcia, de movimientos denominados micronaciones y especialmente de unas fuertes ansias de resolver los problemas culturales, económico y políticos españoles, a través de un proyecto conjunto de Nación grecolatina, vertebrada por el valor del Honor y donde todas las decisiones fueran tomadas democráticamente.

Los colores de la bandera representan a la Nación. El amarillo a la monarquía y a los fundadores. El blanco, la paz. Y el negro a los territorios físicos. El escudo central representa los seis escaños del Senado de la República Senatorial de Timeria.

Con el aumento de la población fuera de Murcia, se dispuso un Foro para el debate y se comenzó a trabajar en un calendario regular de actividades, fiestas y celebraciones grecolatinas, tomando como modelo el calendario ático antiguo, que con diversas modificaciones y con la inclusión de algunas celebraciones romanas, se ha mantenido 16 años después, siendo uno de los calendarios más completos del neopaganismo grecolatino.

Aunque la mayoría de timeri@s son politeístas grecolatinos, también hay cristianos, judíos, ortodoxos y musulmanes formando parte de Timeria, pero todos respetan el Culto a los Dioses Griegos y Romanos, que es la razón de ser de la Nación. Por ello desmontamos la usurpación que ha realizado el cristianismo de nuestras fiestas como la navidad, cuyo origen es la Saturnalia, la semana santa para eliminar las Dionisias, los Solsticios...etc. Además de esto, los timeri@s hacemo uso del un espacio en casa donde realizamos las libaciones y las ofrendas a los Dioses/as cuando corresponde.

Uno de los grandes pilares de Timeria es su desarrollo cultural, no solo en el ámbito de la cultura clásica, sino también en otras disciplinas en las que hemos participado. Como por ejemplo el Programa de Investigación Médica de la Universidad de Stanford (2015) o el Proyecto GLORIA (GLObal Robotic telescopes Intelligent Array for e-Science) de la Unión Europea, así como el desarrollo de un amplio programa educativo alternativo basado en la cultura grecolatina, el politeísmo, los valores clásicos y la historia de Timeria. Pero sin duda el aspecto más destacable es nuestra producción poética, que inspirada en las fuentes clásicas ha dejado cientos de poemas y versos.

La profundización en nuestro modelo de desarrollo político, no llevó a definirnos como una Nación Cultural, tal y como se definen grupos culturales que no tienen una territorio y un Estado reconocido. Al mismo tiempo, somos el primer ejemplo de Nación Panarquista, concepto definido por Paul-Emile de Puydt, en su libro Panarquía. En él, plantea la necesidad de terminar con los problemas y conflictos nacionales a través de la Libertad de Elección de tu propio país, es decir, dejar de estar sometidos por un país por la simple razón de haber vivido en él y poder "apuntarse" a que desees, o crear uno (como una Asociación Cultural), en el que, independientemente de donde vivas, lo hagas acorde a las leyes, normas, forma de gobierno, religión o cultura que tú has decidido al escoger tu país.

A día de hoy, Timeria es una Nación Cultural que ha desarrollado también una moneda social con un mercado interno, una biblioteca digital, una institución para el desarrollo del politeísmos, una asociación de recreación histórica, un museo de réplicas históricas, empresas de fabricación de productos de recreación histórica, una asociación cultural o un campeonato de fútbol virtual.

Hoy damos gracias a los Dioses/as, especialmente a Atenea, nuestra patrona, por ayudarnos a mantenernos firmes, unidos y a seguir creciendo en esta fascinante Nación con la que recuperamos nuestras tradiciones y nuestra cultura cada día.